El joven Óscar es un auténtico apasionado de los dragones: películas como “Corazón de Dragón”, “Eragon”, “El viaje de Chihiro” o “La historia interminable” y series como “Bola de Dragón” son indispensables en su filmografía. Todo lo relacionado con los dragones es digno de estudio para él desde su habitación en Madrid. Por lo que para su regalo de cumpleaños no dejó pasar la posibilidad de combinar este hobby con otra de sus pasiones: el arte urbano.
De este modo eligió para el diseño del graffiti de su habitación el dibujo de un dragón echando fuego sobre su nombre, todo acompañado de un fondo urbano compuesto por ladrillos que da la sensación de que la pared se rompe apareciendo el milenario animal.

¡A partir de su décimo-segundo cumpleaños este joven madrileño tendrá que buscar otra pared en la que colgar los posters de dragones que ha coleccionado durante años!