“Spirit: el corcel indomable” es la película favorita del pequeño Alejandro, quien lo tenía claro a la hora de elegir el dibujo para su nueva habitación “Spirit, Spirit”. Partiendo de esto y de la idea de sus padres (“un graffiti de su nombre, pero legible, que no tenga aspecto urbano“), realizamos un diseño bastante “limpio” que no “cargase” la habitación. Para lo cual el graffiti se diseñó con letras blancas y un trazo negro, siendo el fondo de éste el que otorgaba color a la composición. Estos se eligieron en tonos pastel en combinación con el dibujo de “Spirit” (el caballo) y los muebles de la habitación.
El tercer elemento que componía el mural era el águia de la película, el cual se colocó en la misma pared que el nombre, dando así más continuidad y unión entre ambas paredes.
La cama fue la encargada de dar conexión al mural, ya que el dibujo del caballo hace las veces de cabecero.
El resultado: un mural juvenil que decora, respeta y combina con el resto de elementos de la habitación (colores, muebles, etc.) y, sobre todo, ¡al gusto de Alejandro y sus padres!